El Samsung Galaxy Note 20 podría ser más barato de lo que se pensaba

12/07/2020
Artículo original

El precio del Samsung Galaxy Note 20 cuando se lance al mercado en el último tramo del verano podría acabar estando por debajo respecto a su antecesor, una estrategia para revitalizar el mercado.

La semana pasada se filtró información en la que se aseguraba que los nuevos Samsung Galaxy Note 20 podrían ser los terminales más caros de la serie hasta la fecha con unos precios que rondarían los 999 dólares el modelo normal y hasta los 1299 dólares el Ultra. Ahora sale otra información diametralmente opuesta. Un informe de Herald Economy sugiere que el Galaxy Note 20 podría ser más barato que su predecesor a pesar del salto en nuevas características que supondría.

Basándose en distintas fuentes de la industria, afirman que el modelo básico del Galaxy Note 20 podría comenzar en los 999 dólares en Corea del Sur, sin embargo el Galaxy Note 20 Ultra podría comercializarse desde los 1040 dólares, y en este último caso si sería bastante más barato que su predecesor. De esta manera el modelo básico sí estaría en la línea de precio de lo esperado, pero el modelo avanzado sería más económico.

Samsung Galaxy Note 20

En todo caso esta información solo es válida para Corea del Sur, y comentan que el precio del Galaxy Note 20 en el resto de los mercados podría variar, con lo que puede que esta estrategia de recortes de precio sólo se reproduzca en su propio mercado.

Quizás Samsung haya visto el rendimiento comercial del Galaxy S20, afectado por la crisis de salud mundial, y pretenda rebajar el precio para asegurarse un buen pastel en ventas en el último tramo del año.

El próximo 5 de agosto Samsung celebrará un evento donde darán a una conocer el Galaxy Note 20, y el precio es uno de los aspectos sensibles que no decidirá la compañía hasta el último momento.

[Vía: Softpedia]

Estamos en la era de la videoconferencia y las webcams de la mayoría de portátiles son un horror

12/07/2020
Artículo original

Estamos en la era de la videoconferencia y las webcams de la mayoría de portátiles son un horror

Jamás habíamos hecho tantas videoconferencias en toda la historia. La pandemia de COVID-19 nos ha tenido confinados teletrabajando o estudiando desde casa, y eso ha hecho que de repente un pequeño y olvidado elemento de nuestros portátiles cobre más relevancia que nunca: la webcam.

Es un apartado al que rara vez prestamos atención porque durante años era algo que venía bien tener pero que la mayoría solo utilizaba ocasionalmente. Y ahora que las hemos necesitado más que nunca, hemos descubierto que las webcams de nuestros equipos son, en la mayoría de las ocasiones, un absoluto desastre.

Webcams que parecen de otra época

Quien suscribe esta columna lo sabe bien: llevo años padeciendo la condena de la webcam de mi Dell XPS 13 (9343, modelo de 2015), que no solo ofrece una calidad de vídeo bastante pobre, sino que además tiene el problema de estar situada en la esquina inferior izquierda de la pantalla.

Yo Os prometo que estoy mirando a la pantalla de mi Dell XPS 13 mientras escribo esto. Bien por esa magnífica visión de mi papada, por cierto.

Esa posición hace que la perspectiva que ofrece la webcam de mí cada vez que hago una videoconferencia sea bastante horrenda. Es algo que ni pensé cuando compré el equipo, claro: apenas usaba entonces las aplicaciones de videoconferencia, y valoraba mucho más poder disfrutar de una pantalla sin apenas bordes.

Dell acabó solucionando el problema de la posición de la webcam en la edición 9380 de los Dell XPS 13 que apareció a principios de 2019. El pequeño módulo de 2,25 mm hizo posible reemplazar el módulo anterior de 7 mm (el mismo de mi equipo) y ofrecer así una perspectiva mucho más adecuada.

Hay otros equipos con ese problema como algunos portátiles de Huawei (como el MateBook X Pro) o de Honor (como su reciente MagicBook 14). En ellos la webcam está bajo una de las teclas del teclado para proteger la privacidad. Eso plantea el mismo problema de perspectiva, pero en realidad el problema más importante es otro.

La calidad.

¿Por qué las webcams de nuestros portátiles son tan malas?

Así es: los fabricantes apenas prestan atención a este apartado porque nunca ha sido un aspecto diferencial de la experiencia de usuario. Ahora lo es más que nunca, y eso nos ha hecho darnos cuenta de lo mucho que los portátiles han avanzado en casi todos los ámbitos, pero no en el de sus webcams.

Webcam1

Es cierto que los diseños de los portátiles no dan demasiado margen de maniobra a los portátiles. La pantalla apenas sí ofrece grosor con el que trabajar y los marcos son cada vez más pequeños.

El argumento en contra es fácil: los móviles han logrado ofrecer cámaras frontales muy superiores a las que tenemos en portátiles y lo hacen también con limitaciones claras de espacio, aunque desde luego no tantas como las que imponen las modernas pantallas de los portátiles en las que el grosor de esa parte del chasis cada vez es más reducido.

Cuando Dell solucionó su problema de perspectiva lo hizo comprometiendo la calidad de la cámara: el sensor y el objetivo son mucho más pequeños debido a esa reducción global de todo el módulo de cámara, lo que provoca sacrificios finales en la calidad de la imagen y el vídeo que captura esa webcam.

No hay demasiados fabricantes que hagan las cosas bien en este terreno precisamente por ese compromiso del grosor de las pantallas, y solo hay excepciones en casos como el de los Surface Book de Microsoft, que precisamente por ser tabletas convertibles tienen espacio para contar con una webcam "en condiciones" con una calidad notable.

Para el resto del mercado esta sigue siendo una asignatura pendiente. Algunas críticas a los renovados MacBook Air de 2020 venían por ese lado, por ejemplo, pero la misma queja aparece una y otra vez en comentarios de los propietarios de equipos de gama alta como los HP Spectre o los Lenovo ThinkPad X1 Carbon.

Las quejas son constantes en este apartado, y son muchos los comentarios en foros como los de Reddit que se quejaban y se quejan de cómo a estas alturas tenemos webcams 720p que no parecen 720p e incluso webcams "VGA" (640x480, terrible) que no solo cuentan con una definición pobre, sino que solo se ven algo decentes cuando las condiciones de iluminación son perfectas.

Hay alternativas, pero no son ideales (o baratas)

Aún así puede haber otros defectos de la imagen, como imagen con colores "lavados", con exceso de tonos amarillentos o con latencias terribles tanto en audio como en vídeo y pérdida de fotogramas. En la era de la videoconferencia en la que nos encontramos en la que hasta comienza a usarse cada vez más la videoconferencia para temas realmente importantes como entrevistas de trabajo un problema como este comienza a ser importante.

Logitech1 La subida de precios en el mercado de las webcams ha sido espectacular durante la pandemia.

Hay soluciones, por supuesto. Podemos comprar una webcam externa. Eso si es que tenemos la suerte de encontrarla, porque la demanda ha sido tal que la ley de la oferta y la demanda ha provocado falta de inventario y subida de precios. Las populares Logitech C920 están hoy en día a más de 140 euros en Amazon, por ejemplo, pero es que esas mismas webcams estaban a apenas 37,40 euros en el pasado Black Friday.

También podemos acudir a soluciones tecnológicas como Droidcam, que permite que utilicemos nuestro móvil Android como webcam en este tipo de escenarios. La idea funciona de forma decente cuando funciona, pero está sujeta a factores como la calidad de la WiFi usada o los posibles conflictos entre nuestro móvil y nuestro portátil.

Droidcam puede ser una opción -si tenéis una DSLR de Canon también la podéis usar como webcam-, pero está lejos de ser la ideal, y lo dice alguien que la ha probado varias veces durante el confinamiento. Eso me lleva a hacer dos reflexiones finales. La primera, ¿por qué tanto nuevo lanzamiento de portátil y ni un solo fabricante aprovecha para lanzar un portátil con una webcam diferencial?

La segunda, ¿por qué Microsoft o Apple no ofrecen una herramienta tipo Droidcam nativa que ofrezca esa función de forma nativa ahora que tanta gente la nacesita? Ninguna de esas dos preguntas tiene respuesta clara en estos momentos, y no parece que vaya a tenerla a corto plazo.

Parece mentira.

-
La noticia Estamos en la era de la videoconferencia y las webcams de la mayoría de portátiles son un horror fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Cómo conectarte rápidamente a una red Wi-Fi desconocida desde tu iPhone sin necesidad de contraseña

12/07/2020
Artículo original

Cómo conectarte rápidamente a una red Wi-Fi desconocida desde tu iPhone sin necesidad de contraseña

Cuando llegamos de visita a casa de unos amigos y familiares, es posible que necesitemos acceder a una red Wi-Fi. Ya sea para evitar consumir datos como para descargar apps o cualquier otra tarea que requiera un uso intensivo de internet. Por suerte, existen dos formas de conectar tu iPhone rápidamente a una nueva red Wi-Fi y evitar introducir complicadas contraseñas, veamos en qué consisten.

Comparte el acceso a un Wi-Fi con otro usuario de iPhone o iPad

El primer método para conectarte con rapidez a una red Wi-Fi nueva desde el iPhone es de lo más sencillo. Basta con que otro usuario de iPhone ya esté conectado a esa red para que tú también puedas aprovecharte. Solo tienes que seguir estos pasos:

Compartir Wifi
  • Desbloquea el iPhone que tenga ya acceso a la red Wi-Fi.
  • Desde tu iPhone, intenta conectarte a esa red que quieres acceder (deberá estar a tu alcance).
  • Aparecerá un aviso en el primer iPhone que preguntará al usuario si quiere compartir la contraseña de ese Wi-Fi con un nuevo iPhone.

Aceptas y listo. El segundo iPhone debería poder conectarse a la nueva red sin necesidad de buscar ni teclear esas complicadas contraseñas que tienen todos los Wi-Fi. Ten en cuenta que ambos iPhone deben estar al alcance de la red Wi-Fi. No funcionará si os encontráis en otro sitio.

Conectarte a una nueva red Wi-Fi con la cámara del iPhone

La cámara del iPhone es una de las más potentes y versátiles del mercado. Lo que muchos usuarios desconocen es que puede servir para más que hacer fotos o tomar vídeos. A través de la cámara podemos conectarnos con el iPhone a una red Wi-Fi desconocida sin necesidad de estar tecleando complicadas contraseñas.

Ajustes Qr

El proceso es muy sencillo, aunque necesita que aseguremos algunos ajustes previos. En tu iPhone, comprueba lo siguiente: ve a Ajustes > Cámara y activa la opción Escanear códigos QR (una función presente desde iOS 11). También vas a necesitar que el router Wi-Fi tenga un código QR que permita acceder a él sin introducir la contraseña ni buscar su ID.

Con esto hecho, basta que abras la app Cámara del iPhone y enfoques al código QR. Suele ser complicado, dado que los routers están en un sitio que a veces es difícil de levantar e iluminar.

Qr Wifi

Ahora, mantén la cámara apuntando al código QR y verás cómo se despliega una notificación. Basta con pulsarla y nos aparecerá un diálogo para saber si queremos conectarnos a esta nueva red Wi-Fi. Al aceptar, estaremos dentro.

Son dos pequeños trucos que nos ahorrarán mucho tiempo. Especialmente si los combinamos, conectando un iPhone primero con el QR para después compartir las credenciales con otros usuarios después.

-
La noticia Cómo conectarte rápidamente a una red Wi-Fi desconocida desde tu iPhone sin necesidad de contraseña fue publicada originalmente en Applesfera por Eduardo Archanco .

¿Cuáles son los móviles más potentes de Xiaomi?

12/07/2020
Artículo original

AnTuTu es uno de los test sintéticos o benchmarks con los que se cuantifica la potencia de los móviles para, de alguna forma, establecer una escala de rendimiento que ayude al usuario a determinar qué móviles son los más potentes del mercado.

Como es de esperar, los puestos en cabeza de ese ranking de AnTuTu son los más deseados por los fabricantes, ya que son los que los usuarios apreciarán como los móviles más potentes. Normalmente, Xiaomi es un habitual en los primeros puestos del ranking de los móviles más potentes por su puntuación en AnTuTu.

En base a los resultados que suelen obtener y a nuestros análisis, vamos a ver qué móviles de Xiaomi son los más potentes y cómo han funcionado en nuestras manos.

Escucha"Episodio #4: Amazfit Stratos+ - Estamos probando..." en Spreaker.

Móviles Xiaomi más potentes

Xiaomi Mi 10 Pro

El primer puesto de esta lista lo ocupa el Xiaomi Mi 10 Pro, un móvil de gama alta fabricado por Xiaomi, que por potencia no tiene miedo a medirse con lo más granado de la gama alta, pero por precio tampoco se le caen los anillos por encararse con muchos móviles de gama media premium y su precio ronda los 899 euros.

Este primer puesto viene dado por un equipamiento de primer nivel en el que Xiaomi ha sacado músculo frente a sus rivales directos, demostrando que es capaz de fabricar los móviles más potentes del mercado, por la mitad de precio de sus competidores.

En este modelo Xiaomi ha montado un procesador Qualcomm Snapdragon 865 con 12 GB de memoria RAM y 512 GB de almacenamiento interno, lo cual le otorga la potencia necesaria para convertirse en el enemigo a batir actualmente en el benchmark de AnTuTu con 593.769 puntos.

Xiaomi Mi 10

Xiaomi Mi 10

En segundo lugar, encontramos la versión estándar del Xiaomi Mi 10. Tiene ligeras variaciones que provocan que su puntuación sea ligeramente inferior, arrojando unos espectaculares 580.027 puntos en AnTuTu.

El Xiaomi Mi 10 también monta un procesador Qualcomm Snapdragon 865 con 62 GB de memoria RAM y una capacidad de 512 GB de almacenamiento interno. Tal vez su puntuación no sea tan espectacular, pero no nos negarás que por los 699 euros que cuesta en Amazon, es uno de los mejores móviles del momento.

Black Shark 3 Pro

También tenemos el Black Shark 3 Pro, un móvil gaming que, pese a no pertenecer estrictamente a la marca Xiaomi como tal, es una marca secundaria del fabricante chino que ha decidido escindir de su catálogo para potenciar su vocación de móvil gaming en estado puro.

Black Shark

Hablamos de un móvil que destrozo todas las puntuaciones al lograr 619.114 puntos en AnTuTu, lo cual deja constancia de que cualidades no le faltan para ocupar un puesto de honor como uno de los móviles más potentes de Xiaomi en 2020.

Al igual que el Xiaomi Mi 10 y Mi 10 Pro, este móvil especialmente diseñado para jugar monta un procesador Qualcomm Snapdragon 865, apoyado por 12 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento interno. Se puede comprar en Amazon por 568 euros.

Xiaomi Mi Mix 3

El Xiaomi Mi Mix 3 supone la puesta al día de la familia Mi Mix, cuyo principal argumento es montar una pantalla que ocupa todo el frontal del smartphone para obtener una experiencia mucho más inmersiva.

Fotografías del diseño del Xiaomi Mi MIX 3

Para este modelo se han rebajado sensiblemente las exigencias en cuanto potencia ya que monta una generación anterior al campeón absoluto entre los procesadores de los móviles que copan los primeros puestos del ranking de AnTuTu como móviles más potentes de Xiaomi.

Se trata de un procesador Qualcomm Snapdragon 845 ayudado por 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno que en nuestro laboratorio ha alcanzado los 290.109 puntos en AnTuTu.

Poco F2 Pro

Poco F2 Pro, análisis y opinión

El Poco F2 Pro es otro de los móviles más potentes de Xiaomi, a pesar de que, como en el caso del Black Shark 3, tampoco es estrictamente hablando un móvil de Xiaomi ya que forma parte de una escisión de Xiaomi orientada al diseño de móviles muy potentes, por un precio ridículamente bajo.

El segundo modelo de la marca china monta un procesador Qualcomm Snapdragon 865 acompañado por 6 GB de memoria RAM y una pantalla de 6,67”. Su precio resulta casi insultante para sus rivales, ya que solo tendrás que pagar unos 448 euros por él, y no es extraño verlo incluso algo más barato debido a sus constantes ofertas de descuento.

En nuestro laboratorio, el Poco F2 Pro entregó nada menos que 568.976 puntos, por lo que incluso casi un año después de su lanzamiento, todavía se mantendría cerca del top 10 de los móviles Android más potentes.

Por qué Matemáticas ha pasado de ser una carrera minoritaria a una de las más codiciadas y de moda

12/07/2020
Artículo original

Por qué Matemáticas ha pasado de ser una carrera minoritaria a una de las más codiciadas y de moda

En el frontispicio de la Academia fundada por Platón, en Atenas, había cincelada una advertencia, un mensaje breve pero de tono tan tajante que todavía hoy —más de veintitrés siglos después— sigue chocando por su contundencia: “Aquí no entra nadie que no sepa geometría”.

En 2020 por los templos del saber numérico ya no se pasean sabios de vaporosas túnicas a la caza de musas ni sus dinteles están coronados por frases lapidarias como la de Platón, pero en esencia la máxima del ateniense se mantiene con más fuerza que nunca. Hace ya años que en las aulas de las facultades de Matemáticas no se sienta nadie que no haya demostrado antes con creces su habilidad con los números. Incluso a los alumnos más aventajados les cuesta sudor y lágrimas entrar.

El motivo en sencillo: matricularse en la carrera de Matemáticas resulta complicado. Mucho. Pocos grados se encuentran de hecho en el sistema universitario español tan codiciados y a los que resulte más difícil acceder. Salvo contadas excepciones, la mayoría de facultades que imparten el título registraron el curso 2019/2020 una nota de corte superior a 10 sobre 14. En algunos centros de referencia, como la Universidad Politécnica de Catalunya o la Autónoma de Madrid, llegó a rozarse el 13. Los dobles grados que combinan Matemáticas con Física o Ingeniería Informática sobresalen además entre los más disputados. El que imparte la Complutense alcanzó en 2019 un 13,775, la calificación más alta de Madrid. En la práctica, esa puntuación significa que todos sus matriculados finalizaron la Selectividad con un currículo que acaricia la perfección.

Metamáticas Un joven resuelve un problema matemático en la pizarra.

No siempre fue así. Hace apenas unos años la carrera registraba un nivel de demanda discreto y notas de corte muy inferiores a las que necesita ahora cualquier aspirante a matemático. En la facultad de Murcia, por ejemplo, la puntuación mínima del curso 2014/2015 fue de 6,24 y en la de La Rioja de 6,45. Hoy (2019/2020) la primera maneja una calificación de 11,07 y la segunda de 12,27. Detrás de ese repunte desorbitado hay un alza en la demanda del grado tan pronunciada como sostenida y que —valoran los expertos— no parece que vaya a frenarse a corto plazo.

La clave: el big data e interés de las empresas

¿Cómo se explica semejante “boom”? Parte de la respuesta, explica Emilio Carrizosa, director del IMUS (Instituto de Matemáticas de la Universidad de Sevilla) y catedrático de la facultad hispalense, se encuentra en el mercado. A medida que el Internet of Things (IoT) y sobre todo el big data se vuelven cruciales, los negocios necesitan profesionales capaces de sacar el máximo rendimiento a grandes bases de información. Y es ahí donde ganan enteros los matemáticos.

Emilio Carrizosa Careto

“Las empresas han visto que para hacer negocio con esos datos ya no llega únicamente el perfil de un ingeniero de telecomunicaciones o un informático. Se requiere extraer un conocimiento, un valor añadido, y eso exige a su vez destreza computacional, capacidad de modelización y de análisis estadístico de datos”, anota Carrizosa. Cuando las tecnológicas, bancos, aseguradoras, energéticas… se pusieron a buscar profesionales con las habilidades necesarias encontraron la respuesta en las facultades de Matemáticas.

“Para la parte puramente TIC, de ingeniería de datos, las empresas sí tenían gente capacitada y formada, pero para la otra no. Ahora hay varias universidades que ofrecen posgrados en ciencias de los datos, pero como tal en el mercado no hay apenas profesionales. Y lo más cercano, el que está menos cojo porque necesita menos para tener completa su formación, es el graduado en matemáticas”, abunda el director del IMUS: “La clave es la importancia del big data en las empresas”.

Se calcula que cada minuto en Internet se generan 4,1 millones de búsquedas en Google, escriben 347.000 tuits, comparten 3,3 millones de actualizaciones en Facebook, suben 38.000 imágenes a Instagram y más de 100 horas de vídeo a YouTube, se escuchan 32.000 horas de música en streaming, envían 34,7 millones de mensajes, visualizan 10 millones de anuncios… Un inmenso maremágnum de contenidos que supone que, en conjunto, cada 60 segundos se transfieren más de 1.570 terabytes de información. “Para sacar partido de toda esa información se necesitan muchos conocimientos de matemáticas. Se dice que los datos son el petróleo del siglo XXI, y no es broma”, apunta Pascual Lucas, decano de la facultad de la Universidad de Murcia.

El aumento de interés de las empresas se ha dejado sentir de forma clara en las facultades, donde ya no es extraño que encontrar compañías a la caza de talento. “A nuestros chavales en el grado se los rifan. Hay estudiantes que aún no han terminado y ya tienen una oferta de trabajo apalabrada para cuando dispongan del título de graduado. Los únicos exalumnos que no están en empleo activo es porque están preparando oposiciones”, revela Carrizosa antes de recalcar que los titulados acceden además a puestos cualificados y con calidad laboral.

Pascual Lucas Careto

Puede parecer una exageración, pero los datos demuestran que en un país donde la tasa de desempleo juvenil ronda el 30%, los graduados en Matemáticas disfrutan de una situación privilegiada. Un estudio sobre inserción presentado en 2019 durante la XIX Reunión de la Conferencia de Decanos, Decanas, Directores y Directoras de Matemáticas (CDM) concluye que la tasa de paro entre los egresados es del 7,54%, porcentaje que desciende al 4,64% a los dos años de titularse. Transcurridos cinco años representa apenas el 3,3%, dato prácticamente anecdótico.

“Todos los datos coinciden en que la inserción profesional de los matemáticos es total. No hay paro”, corrobora Josep Vives, vicedecano académico de la Facultad de Matemáticas e Informática de la Universidad de Barcelona. No solo aumenta la demanda de egresados. También se diversifica. A lo largo de las últimas tres décadas en el centro catalán han constatado un abanico de salidas profesionales cada vez mayor. A finales de los años 80 los titulados, que hasta entonces se habían dedicado principalmente a la docencia, vieron cómo se les abrían las puertas del sector informático. En la década de los 90 dieron un paso más con la entrada en el sector financiero y asegurador, al que hace diez o doce años se sumó como salida profesional el sector biocientífico y bio-tecnológico.

“Actualmente, muchos matemáticos se incorporan además a sectores como la industria de la energía, telecomunicaciones… Actualmente más del 50% de los egresados trabajan en el sector empresarial y la enseñanza ocupa bastante menos del 50% de las salidas profesionales. También hay que tener en cuenta que han aparecido centros de investigación y de transferencia de tecnología que representan un puente entre la investigación y la empresa”, abunda Vives.

“Hace unos años los estudiantes de Matemáticas estaban interesados mayoritariamente en la docencia e investigación, de modo que la salida mayoritaria era como profesor. Pero desde hace 10 o 15 años se ha ido produciendo un cambio en las salidas. La docencia se convirtió en minoritaria, aumentando las salidas en banca, consultoras, empresas tecnológicas… Y en los últimos tres o cuatro se ha producido una verdadera explosión. Los matemáticos se han convertido en objeto del deseo de las empresas y eso ha propiciado que los estudiantes de Matemáticas, conscientes de ese valor, hayan empezado a orientar su futuro hacia otros campos”, comparte Lucas.

Josep Vives Careto

Un estudio presentado hace dos años por la Universidad de Santiago de Compostela muestra que apenas el 39,3% de los titulados en Matemáticas estaban dedicándose a la enseñanza o la investifación. Solo entre los sectores de las finanzas, consultorías, ingeniería, servicios y tecnología —dedicaciones en alza según el propio colectivo— sumaban casi un tercio de los matemáticos. “Llevo desde el curso 1989-1990 en la Facultad de Sevilla y jamás me había encontrado con una proporción tan alta de estudiantes de los primeros cursos que tengan claro que la suya es una vocación empresarial”, explica Carrizosa.

No es el único en constatar el cambio. Desde el decanato de la facultad de la Universidad de Sevilla, Alfonso Carriazo detecta una tendencia similar. “Hace 25 años se pensaba que con las matemáticas uno se podía dedicar a la docencia o la investigación. Hace como 15 años se empezó a percibir que esa salida hacia la docencia, que antes podía representar el 80%, llegaba ya a un 40%, que había irrumpido con gran fuerza la aplicación del trabajo matemático en la empresa”, comenta el responsable de la institución hispalense. Para ejemplificar el “boom” de demanda, Carriazo recuerda que el curso pasado su facultad recibió más de 1.400 solicitudes para 132 plazas. “Diez veces más de lo que ofertábamos”, subraya.

En los últimos años los matemáticos han visto cómo se ampliaba su abanico de opciones laborales, se disparaba el interés de las empresas, cambiaba su imagen social y su tasa de paro se quedaba en un nivel testimonial

Sentirse atraído por los cálculos no tiene por qué ir acompañado de una vocación docente. Y eso, hasta hace solo unos años, antes de que el abanico profesional se desplegara, llevaba a algunos estudiantes a descartar la carrera de Matemáticas y optar por ingenierías u otras titulaciones científicas con un enfoque mucho más empresarial. Los niveles de paro en Matemáticas eran ya entonces mínimos —un estudio de ANECA de 2004 concluía que el 94% de los titulados encontraba empleo menos de seis meses después de salir de la facultad—, pero tratar con jóvenes y preparar clases no era una perspectiva deseable para todos.

Alfonso Carriazo Careto

Hoy esos reparos se han evaporado. “Un matemático sirve para muchas cosas”, reivindica Alfonso Márquez, presidente de la Asociación Nacional de Estudiantes de Matemáticas (Anem): “Antes se creía que un matemático servía solo para dar clase o investigar en la universidad, pero en realidad tiene un abanico de posibilidades muy amplio. Ahora eso lo sabe mejor la sociedad y ha ido acompañado de un mayor interés en la disciplina y que cada vez se conozcan mejor las salidas profesionales”. Quizás el mejor reflejo de esa transformación es que hay ya padres que animan a sus hijos a estudiar Matemáticas.

La "cara B": desplome de las vocaciones docentes

No todas las consecuencias del cambio son sin embargo igual de positivas. El giro ha sido tan pronunciado y tan rápido que —ironías del destino— la que antes destacaba como principal salida profesional de los matemáticos, ahora se ha convertido en una opción minoritaria. Tanto, que el relevo de profesores empieza a representar un serio problema.

“El porcentaje de alumnos que se dedican a la docencia a día de hoy es de alrededor de un tercio. Es un tema preocupante. La última vez que se abrieron listas para sustitutos en Galicia no se presentó ningún matemático. Todos los que entraron tenían un perfil académico con licenciaturas en otras carreras. ¿Cómo va a repercutir eso en la docencia? —se pregunta Julio Rodríguez, presidente de la Asociación Galega do Profesorado de Educación Matemática (Agapema)— La visión que tiene un matemático de las Matemáticas es muy diferente a la de un químico, ingeniero, economista… Para ellos son una herramienta y para mí una ciencia en sí misma. Yo la veo de otra manera”.

“Ahora la profesión se vincula más a trabajar para Inteligencia Artificial o ingeniería de datos que a la docencia, lo cual también es un problema. Si cada vez más graduados en Matemáticas no quieren ser profesores, que es uno de los problemas que tenemos en España y los países del entorno, las Matemáticas cada vez se enseñarán peor. Y esto puede ser la pescadilla que se muerde la cola. Ahora se asocia la carrera de Matemáticas a trabajar en una empresa tecnológica, con más prestigio que el profesorado —porque en este país no se da prestigio a la educación— y ganando más dinero”, zanja Clara Grima, profesora de la Facultad de Matemáticas la Universidad de Sevilla.

“Desde hace 10 o 15 años se ha ido produciendo un cambio en las salidas profesionales, de manera que la docencia se convirtió en minoritaria, aumentando la banca, consultoras, tecnológicas… En los últimos tres o cuatro años se ha producido una verdadera explosión y los matemáticos se han convertido en objeto del deseo de las empresas. Paradojas del destino, ahora hay un serio problema con la falta de graduados que optan por la docencia como salida profesional, hasta tal punto que las necesidades de profesores en ESO y Bachillerato se están cubriendo, muchas veces, con graduados de otras disciplinas, como economistas, ingenieros, físicos…”, confirma Lucas.

Alfonso Marquez Careto

Otro de los cambios que se ha percibido en las facultades de Matemáticas está relacionado con el perfil del estudiante: el peso de las mujeres entre los matriculados es cada vez menor. Los datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional muestran con claridad que entre 1994 y 2006 más de la mitad de los inscritos eran mujeres —en el curso 2000/2001 llegaron a representar el 60,37%—, proporción que ha ido descendiendo con ligeros altibajos desde entonces. En 2018/2019 suponían ya el 37,13%. Algo similar ha ocurrido en Ingeniería Informática. Tras llegar a constituir casi un tercio de los inscritos en 2002/2003, con el 31,17% de las matrículas, el peso de las estudiantes ha ido menguando hasta quedarse en 13,17%.

“Ahora que las Matemáticas han empezado a ser de las carreras más demandas, peleadas, prestigiosas… Es cuando se ha empezado a notar el descenso en el porcentaje de mujeres que estudian Matemáticas. En el momento en que se ha asociado a trabajar en empresas tecnológicas o de ingeniería de datos las mujeres han empezado a no elegir este tipo de trabajos. Es muy triste y preocupante porque la IA y algoritmos van a controlar muchos bienes públicos y privados y si van a estar solo desarrollados por hombres —y hombres blancos, además— serán álgoritmos con su sesgo”, explica Grima, quien reivindica las Matemáticas como “una de las herramientas más potentes para conseguir un mundo más justo”.

El "boom" de la carrera de Matemáticas tiene también su "cara B", mucho menos positiva: las vocaciones docentes están descendiendo a niveles preocupantes y se ha reducido el peso de las mujeres en las aulas

La tendencia no impide que haya mujeres jóvenes que estén destacando en la disciplina. Buen ejemplo es Marithania Silvero, galardonada con el premio de investigación Vicent Caselles por rebatir con menos de 30 años una teoría establecida por Louis Kauffman en 1983. “Creo que estamos captando un público que no están siendo capaces de captar otras carreras. Están saliendo además chicas muy brillantes”, apunta Carrizosa: “Transmitimos una imagen a la sociedad muy alejada de la del friqui con camiseta negra comiendo hamburguesas compulsivamente o la del personaje sin habilidades sociales ningunas encerrado en su despacho frente a la pizarra”.

El poder de la divulgación

Junto al impacto del big data y una tasa de paro irrisoria, la divulgación es de hecho la otra razón principal que explica el “boom” del título de Matemáticas. A lo largo de los últimos años la labor de grandes divulgadores, como Clara Grima, Marta Macho Stadler, Eduardo Sáenz de Cabezón, Alberto Márquez, Julio Alberto Ríos (Julioprofe)… ha contribuido a que la imagen de los matemáticos y su ciencia cambiase de forma radical, dejando atrás el estereotipo del sabio excéntrico y huraño que desde hace décadas ha contribuido a fijar en gran medida el cine.

Clara Grima Careto

“El boom tiene mucho que ver con la divulgación, con que la gente está conociendo las Matemáticas a través de la prensa, Internet… Ve que funcionan, que son muy útiles y que los matemáticos pueden hacer cosas imprescindibles para la sociedad. Al matemático ya no se le ve como un bicho raro y la carrera está valorada”, celebra Julio Rodríguez. Los modelos matemáticos sobre la expansión del coronavirus replicados hasta la saciedad en periódicos, páginas webs y televisiones durante el estado de alarma son una muestra de la visibilidad cada vez mayor que tiene la disciplina.

“Creo que es necesario que los niños vean de verdad qué son las Matemáticas porque la mayoría las asocian con hacer cálculos aburridos y repetitivos. La divulgación es clave en estas primeras fases de la educación, principalmente para que vean otra forma de presentar las Matemáticas y consigan que a los niños les gusten más”, comenta Grima. Que el esfuerzo da frutos resulta innegable. La profesora andaluza ya se ha encontrado en la universidad con jóvenes que se han decantado por estudiar la carrera tras escuchar una de sus conferencias.

El esfuerzo que se ha hecho en España para cambiar la imagen de los profesionales y dejar atrás viejos tópicos ha sido más intenso que en otros países, donde aún perduran con fuerza los prejuicios. “España lo ha hecho bastante bien en cuanto a la proyección mediática. Hace unos años, cuando se pensaba en los matemáticos se pensaba en el cerebrito con limitadas habilidades sociales que se pasaba todo el día delante de su pizarra —reflexiona Carrizosa—. El cine tampoco nos ha hecho mucho bien. Eso ha cambiado notablemente. Hay divulgadores bastante buenos y en los medios ha empezado a darse también cierto interés. Creo que hemos hecho bien el trabajo”.

Los cambios en la demanda y salidas laborales se han dejado sentir más allá de las aulas y alcanzan a la propia titulación. “Ahora los chavales saben más estadística, optimización y modelización. Y eso hace que el salto al mundo de la industria sea más natural. Saben menos matemáticas fundamentales que hace 15 años, pero es verdad que tienen menos miedo al mundo de la empresa y el mundo de la empresa tiene también menos miedo para contratarlos”, apunta el responsable del IMUS. A la par, se amplía la oferta formativa. A finales de febrero la Universidad Rovira i Virgili avanzaba sus planes de ofrecer un nuevo grado de Ingeniería Matemática y Física ya para el curso 2021/2022. La Pompeu Fabra también ha enriquecido su oferta hace no mucho, —en 2017/2018—, con un nuevo grado de Ingeniería Matemática en Ciencia de Datos.

La oferta formativa se ha ampliado y diversificado a lo largo de los últimos años, lo que no evita que acceder a la carrera de Matemáticas sea hoy, en España, un reto al alcance solo de los mejores expedientes académicos

“Las reformas de los planes de estudio fruto de los acuerdos de Bolonia ya se plantearon teniendo en cuenta los nuevos escenarios de salidas profesionales que se veían en ese momento. Y las nuevas carreras que están apareciendo actualmente ya integran del todo este escenario. Aunque siempre se puede mejorar y la universidad a veces reacciona con cierta lentitud frente a los cambios, en mi opinión las carreras de matemáticas actuales dan una muy buena formación, razonablemente adaptada a las necesidades del mercado”, comenta Josep Vives.

En lo que coincide de forma unánime el colectivo es que los cambios han llegado para quedarse. No es previsible que se frene la demanda. Ni la divulgación. Tampoco que varíen las tasas irrisorias de desempleo o la visibilidad cada vez mayor que ha hecho posible que tanto la imagen como las salidas profesionales de los titulados hayan dado un giro de 180º en muy poco tiempo.

“No creo que sea una moda pasajera, sino un proceso de integración del matemático en el mundo empresarial. Considero que es algo que se mantendrá y reforzará”, reivindica Alfonso Carriazo: “Las matemáticas están en todas partes y seguirán estándolo”. “No es algo puntual. Se trata del comienzo de una revolución digital y eso va a repercutir en la sociedad en muchos aspectos. No creo que se trate de un "boom" puntual, sino una tendencia que se mantendrá en el futuro”, concuerda Grima. Un escenario plagado de oportunidades, pero también retos.

Imágenes: Ed Brambley (Flickr), Bryan Alexander (Flickr)

-
La noticia Por qué Matemáticas ha pasado de ser una carrera minoritaria a una de las más codiciadas y de moda fue publicada originalmente en Xataka por Carlos Prego .

Este smartwatch de Huawei cuesta sólo 109 euros, es perfecto para deportistas y tiene dos semanas de batería

12/07/2020
Artículo original

En este artículo, ComputerHoy podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Huawei va con absolutamente todo a la caza de varios mercados que nada tienen que ver con el de los teléfonos móviles, empezando por los wearables, donde tiene ya bastantes productos a la venta a precios mucho más competitivos que los de la competencia, ya sea en su tienda o en otras tiendas.

El mejor ejemplo de esto es la oferta en el Huawei Watch GT 2e que acabamos de encontrarnos en AliExpress Plaza, versión con envío desde España de esta tienda asiática: este reloj está rebajado a sólo 109€.

Watch GT2e Sport

Watch GT 2e

Este reloj inteligente para deportistas tiene GPS y sensor de frecuencia cardíaca, aunque además cuenta con otras prestaciones avanzadas, como por ejemplo medir el VO2 Max.

Su precio oficial es bastante más elevado, de 159€ en la tienda oficial de Huawei y 142€ en Amazon.

Como se puede ver, es un descuento más que destacable el que Plaza aplicar ahora mismo a un reloj inteligente pensado para deportistas que cuenta con un poco de todo.

Por ejemplo, tiene sensor de frecuencia cardíaca y GPS integrado, ambos imprescindibles para hacer ejercicio, pero por lo que más destaca es por tener una duración de batería de dos semanas, fuera del alcance de la mayor parte de la competencia.

Esto permite casi olvidarte del cargador por un tiempo e irte de vacaciones sin tener que llevarlo a todas partes, aunque eso sí, si usas el GPS la duración se reduce bastante lógicamente.

Además, tal y como pudimos comprobar en el análisis del Huawei Watch GT 2e, hablamos de una precisión bastante buena en comparación con relojes similares, aogo que los deportistas sobre todo valoran mucho.

Este tipo de ofertas hace que Huawei vaya ganando poco a poco cuota de mercado en el sector de los smartwatches y en otros como el de los portátiles, donde compite también con modelos de excelente relación calidad-precio, como es el caso del Huawei Matebook D15, un superventas que arrasa en su tienda oficial y en alternativas como Amazon.

Telegram

ComputerHoy.com en Telegram

Si te gusta estar al día de las últimas ofertas y recomendaciones de productos, puedes seguirlas en tiempo real en el canal de Computerhoy.com en Telegram, en el que te mantendremos informado de los últimos descuentos en tecnología.

En este artículo, ComputerHoy recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

Contra el mito de que te pueden robar dinero de tarjetas contactless sólo acercándose a ti

12/07/2020
Artículo original

Contra el mito de que te pueden robar dinero de tarjetas contactless sólo acercándose a ti

Muchos de vosotros seguro que conocéis NFC por su logotipo que habréis visto en las últimas tarjetas del banco que hayáis recibido o en la caja del último dispositivo móvil que hayáis adquirido. Algunos otros quizás lo hayáis estado usando de manera inconsciente mientras pasabais la tarjeta de acceso al Metro en Madrid o del autobús en Zaragoza, por poner algunos ejemplos prácticos y reales. Otros quizás lo hayáis usado con vuestro pasaporte electrónico en el aeropuerto de Londres Heathrow o en alguno de los aeropuertos internacionales americanos (por ejemplo, el JFK).

Pero, exactamente ¿qué es NFC? Además de explicar esta tecnología, en este artículo también vamos a describir los problemas inherentes a esta tecnología (escucha secreta, modificación, y retransmisión) y las posibles soluciones (si existen). Además, vamos a intentar aclarar (todavía más) el mito acerca de si es posible que te "roben" el dinero de una tarjeta contactless a distancia.

En Xataka puedes leer una explicación más breve sobre el tema, así como conocer más sobre NFC y dispositivos móviles. Una explicación más detallada sobre NFC y sus riesgos la puedes encontrar también en este informe del Centro Criptológico Nacional1.

¿Qué es NFC y cómo funciona?

Near Field Communication Nfc Logos Logotipos de NFC, usados en dispositivos móviles (izquierda) y tarjetas NFC (derecha)

La tecnología NFC, del inglés Near Field Communication, se basa en la tecnología RFID (Radio-Frequency Identification) para permitir la interacción simple y segura mediante la interacción bidireccional entre dispositivos electrónicos en proximidad. NFC trabaja en el rango de alta frecuencia de RFID, concretamente en el espectro no regulado de 13.56 MHz. Existen tres tasas de transmisión (velocidad de transferencia de datos), 102, 212 y 404 Kbps, según el tipo de protocolo de NFC que usen los dispositivos.

Como rango operativo para la comunicación tiene un máximo teórico de 10 cm, aunque en la práctica esta limitación es de 4 cm o menos. Este rango tan limitado se debe a su modo de funcionamiento, ya que NFC trabaja vía inducción electromagnética: cada dispositivo NFC dispone de una bobina de inducción de modo que, cuando un dispositivo (con energía) entra en el rango NFC de otro dispositivo, se genera un campo magnético que alimenta el dispositivo NFC latente. En la siguiente imagen se muestran los principios físicos de su funcionamiento y aspectos de su modulación. Es por tanto esta restricción física de proximidad donde radica la seguridad en que se basa NFC.

Nfc1 Funcionamiento de NFC mediante inducción electromagnética (extraída de NXP)

En una comunicación NFC se distinguen dos elementos principales, que según la terminología oficial del estándar NFC son: Proximity Coupling Device (PCD), que es el lector o dispositivo con capacidad NFC; y Proximity Integrated Circuit Card (PICC), también llamado NFC tag y que son las tarjetas NFC. Así mismo, en NFC existen tres modos diferentes de operación: modo punto a punto, cuando existe una comunicación directa entre las partes, modo lectura/escritura, cuando hay una comunicación con un NFC tag, y modo emulación de tarjeta, que ocurre cuando un dispositivo PCD está emulando ser una tarjeta NFC.

Las tarjetas NFC actuales funcionan según la norma ISO/IEC 144432, que se trata de un estándar internacional para tarjetas inteligentes sin contacto. Este estándar se divide en cuatro partes, cada una atendiendo a diferentes visiones: la primera parte del estándar define el tamaño, características físicas, resistencia, etc. de las tarjetas inteligentes sin contacto; la segunda parte define cómo tiene que ser la fuente de radio-frecuencia y define dos esquemas de señalización, el tipo A y el tipo B.

En esta parte es donde se define que la comunicación NFC mediante la norma ISO/IEC 14443 es half-duplex (se puede transmitir de manera bidireccional entre las partes pero no simultánea) y a una tasa de transmisión de 106 Kbps; la tercera parte de la norma define el protocolo de inicialización y anti-colisión (se escoge una tarjeta de las posibles en el rango NFC y se empieza la comunicación con ella, es decir, sólo se puede establecer conexión con una tarjeta de las disposibles en el rango); mientras que la cuarta parte define el protocolo de transmisión de datos.

Cada dispositivo NFC dispone de una bobina de inducción de modo que, cuando un dispositivo (con energía) entra en el rango NFC de otro dispositivo, se genera un campo magnético que alimenta el dispositivo NFC latente

El cumplimiento de todas las partes del estándar no es obligatorio. Las tarjetas NFC que cumplen las cuatro partes de la norma se llaman tarjetas IsoDep. Por ejemplo, las tarjetas sin contacto de crédito son tarjetas IsoDep, mientras que otras tarjetas sin contacto como las MIFARE Classic no lo son. Estas últimas cumplen parcialmente la parte 3, mientras que se implementaron un protocolo de transmisión de datos propio con su propia criptografía sustituyendo a la parte 4. Como consecuencia, en 2008 se demostró la inseguridad del esquema criptográfico usado y los posibles ataques que podían sufrir estas tarjetas3. A pesar de ello, y como mostré en la conferencia NoConName en 2013, este tipo de tarjetas vulnerables siguen siendo ampliamente utilizadas por diversas ciudades para sus abonos de transporte y otros usos públicos.

Para acabar con la teoría, cabe comentar que la norma ISO/IEC 78164 recoge cómo son los paquetes de datos que se usan en la comunicación NFC. En concreto, este estándar internacional se divide en 15 partes y trata sobre circuitos integrados, especialmente tarjetas inteligentes. Los paquetes de datos que se usan se denominan Application Protocol Data Units (APDUs).

Como comentábamos al principio de este artículo, la tecnología NFC ha tenido una fuerte penetración en multitud de campos, desde control de acceso físico a instalaciones (por ejemplo, universidades o aeropuertos), controles horarios, ticketing, o membresía, por nombrar algunos otros. En el año 2015 se introdujo en nuestro Documento Nacional de Identidad, en el llamado DNIe3.0 (recientemente hemos evaluado su seguridad)5. Sin embargo, uno de los sectores donde ha tenido más éxito ha sido en el sector de métodos de pago. Algunas estadísticas esperan que los pagos móviles con NFC alcancen el 22% de todos los pagos totales a finales del 2022. En el caso de España, encuestas del año 2015 mostraban que un 15.2% de los encuestados ya habían usado este método de pago alguna vez mediante las llamadas tarjetas contactless.

La operativa de pago de tarjetas contactless (mediante NFC) es sencilla: simplemente acercando una tarjeta contactless a un datáfono con capacidad NFC se produce el cobro. Si la cantidad a cobrar es inferior a 20 euros (varía según la moneda, por ejemplo son 20 dólares en USA y 30 libras en UK) no es necesario introducir el número PIN de la tarjeta, lo que permite agilizar el proceso de compra. En caso contrario, es necesario introducir el PIN para confirmar la compra (como si fuera una transacción con tarjeta habitual). En principio, el número de cobros consecutivos está limitado (normalmente al exceder 50 euros o a partir del tercer cobro, según el país).

La penetración de NFC ha llegado también hasta los dispositivos móviles. De hecho, la tecnología NFC ha permitido “juntar” las tarjetas con los dispositivos móviles. Es de esperar que en unos años, incluso, desaparezcan las tarjetas tal y como las conocemos y únicamente hagamos uso del dispositivo móvil, siendo este la parte central de nuestra vida: tarjetas de identificación, tarjetas de crédito, tarjetas de movilidad, etc.; todo integrado en nuestro dispositivo móvil. Actualmente hay infinidad de dispositivos móviles que hacen uso de la tecnología NFC.

Problemas de seguridad y soluciones

A pesar de este impacto en nuestro cambio de modo de pago, NFC hereda los problemas de seguridad de la tecnología RFID inalámbrica: eavesdropping (o escucha secreta), alteración de las ondas (modificación, inserción o destrucción) y retransmisión. En el resto de este artículo, vamos a detallar cómo afectan cada uno de estos problemas al caso concreto de las tarjetas contactless, dado que es donde más daño pueden hacer los ciber-criminales a los usuarios.

Eavesdropping

El problema del eavesdropping (o escucha secreta, en español) consiste en que una tarjeta contactless transmite su información a través del protocolo NFC sin verificar quién la está leyendo. Este problema de verificación viene realmente heredado del protocolo de las tarjetas de pago EMV, dado que EMV no comprueba la autenticidad del lector (es decir, el datáfono).

Mediante NFC, una tarjeta contactless se comunicará con cualquier dispositivo que implemente el protocolo de tarjetas contactless (público y accesible en Internet) mandándole la siguiente información: el número de la tarjeta (también llamado PAN, Primary Account Number), el nombre del titular, la fecha de expiración y el historial de las últimas transacciones realizadas con la tarjeta.

Con los tres primeros datos se pueden realizar compras en multitud de sitios de Internet (principalmente páginas de comercios americanos). Aunque inicialmente el nombre del titular era recuperado mediante una lectura NFC de la tarjeta, rápidamente vieron que suponía un problema grave de seguridad y las tarjetas contactless actuales ya no filtran esta información (muestran un titular de la tarjeta vacío). Respecto al historial de transacciones, cabe comentar que recoge todos los pagos realizados tanto mediante NFC como los mediante el chip (es decir, NFC actúa como una interfaz inalámbrica en una tarjeta contactless).

Nfc2 Capturas de la aplicación “EMV Card Reader”, disponible gratuitamente en Google Play

Algunos artículos de prensa han relatado la historia de la persona que iba en un metro (o en un lugar altamente concurrido) con un datáfono, dedicándose a “robar” mediante NFC de las tarjetas contactless que pudiera tener a su alcance (usando el famoso “ataque de arrimar la cebolleta”, bautizado así por Josemi Esparza en la NoConName de 2012).

A pesar de que técnicamente sería posible, esto no es viable (como bien ya se desmintió el bulo en algunos medios), dado que ese datáfono tendrá que ir contra alguna cuenta bancaria de donde posteriormente recuperaría el dinero el criminal, facilitando así la identidad del mismo.

Igualmente, los bancos tampoco proporcionan datáfonos a cualquier persona que lo solicite. Del mismo modo (como seguramente sepas si has probado este tipo de pago), la realización del pago no es inmediata, ya que sucede una comunicación entre el datáfono y el emisor de la tarjeta contactless, así como una serie de pasos en el datáfono (por ejemplo, se imprime el ticket), lo que dificulta sobremanera el que el ladrón pueda pasar desapercibido. Del mismo modo, y por experiencia propia, los datáfonos son altamente sensibles a la posición y al movimiento de la tarjeta contactless durante la lectura, lo que hace más difícil todavía una lectura sin que el titular de la tarjeta se percate de ello.

Dentro del problema de eavesdropping, podemos distinguir dos tipos de ataque, bien pasivo (el atacante escucha una comunicación legítima entre un datáfono y una tarjeta contactless) o bien activo (el atacante interactúa con la tarjeta; sería el caso que comentábamos arriba del personaje del metro).

La distancia máxima reportada en la literatura para un ataque pasivo es de 18 metros6. Estas distancias de escucha se han conseguido jugando con los armónicos de tercer orden y en unas condiciones de laboratorio ideales (sin apantallamiento entre la antena de escucha y la tarjeta). La distancia máxima conseguida para un ataque activo ha sido de 50 cm7, pero de nuevo en condiciones muy controladas: la tarjeta se encuentra colocada bajo el arco formado por la antena del atacante y el más mínimo movimiento desajustando la orientación de la tarjeta inhabilita la comunicación.

Un ataque de estas características requiere el uso de hardware y software especializado. Un individuo con una antena de más de medio metro y un portátil levantaría ciertas suspicacias, además de que el movimiento continuo de las posibles víctimas hacen prácticamente imposible llevar a cabo este ataque.

La solución a este problema es fácil, desde bloquear la señal RFID que emiten nuestras tarjetas (fundas anti-RFID o “papel de plata” para los paranoicos y/o prácticos) hasta deshabilitar los pagos mediante NFC de nuestras tarjetas contactless (ahora cada vez más entidades bancarias ofrecen esta posibilidad en sus apps). Existen otras ideas, como la incorporación de métodos de autenticación secundarios (por ejemplo, incorporar un “escáner” de huellas a la tarjeta o un botón físico de modo que sólo se emita con NFC cuando se presione).

Alteración de las ondas RF

Desde un punto de vista teórico, es posible emitir ondas de radio en el mismo espectro que NFC, con la misma amplitud y longitud que las usadas en una comunicación legítima para el envío de APDUs. Esto requiere, de nuevo, un hardware y software especializado así como amplios conocimientos de RF y de nuevo, una antena de tamaño considerable si se quiere hacer un ataque a distancia.

Realizando los cálculos correctos, se podría alterar las ondas de una comunicación (jamming), inhabilitando así una comunicación legítima, saturar el canal para denegar el servicio legítimo o incluso acoplar las ondas con el objetivo de destruir las originales.

Retransmisión

Los ataques más plausibles a ocurrir (desde mi punto de vista) son los ataques de retransmisión. Este tipo de ataques originalmente se basan en la idea introducida por John H. Conway en su libro 'On Numbers and Games', donde explicaba cómo una persona sin conocimientos de ajedrez puede llegar a ganar a un Gran Maestro.

La idea es muy simple: la persona sólo tiene que retar a dos Grandes Maestros a un juego por carta, con la condición de que uno de ellos juegue con blancas y el otro con las negras. Así, la persona se dedicaría a retransmitir los movimientos recibidos de los Grandes Maestros entre ellos. Mientras que los Grandes Maestros piensan que están jugando con un tercero, en realidad están jugando entre ellos. Cuando acabe la partida, la persona habrá ganado a un Gran Maestro de ajedrez.

Unos años más tarde, Desmedt publicó un artículo en Securicom’88 definiendo un nuevo tipo de fraude llamado mafia frauds, consistente en un fraude en tiempo real donde hay dos actores fraudulentos cooperando entre ellos para conseguir su objetivo 8. En este tipo de fraude existen por tanto dos partes honestas (en este caso, sería un datáfono y una tarjeta contactless) y dos partes deshonestas (en nuestro caso, dos dispositivos con capacidad NFC).

El protocolo NFC es vulnerable a los ataques de retransmisión, dado que se pueden engañar a una tarjeta y a un datáfono y retransmitir la comunicación que ocurre entre ellos a través de dos dispositivos que se comunican entre sí y con capacidad NFC (por ejemplo, dos teléfonos móviles). La comunicación entre estos dispositivos puede realizarse tanto mediante Bluetooth, WiFi, o incluso a través de la red de Internet, siempre y cuando el retraso del canal de la comunicación sea menor que el timeout del protocolo NFC. NFC define un timeout teórico para cada paquete que se envía de hasta 5 segundos, y si expira el timeout corta/reinicia la comunicación – en la práctica el timeout es inferior, aunque es configurable en los datáfonos modernos.

En la Figura 4 se muestra un esquema gráfico del ataque de retransmisión comentado. El dispositivo que se comunica con la tarjeta ha de estar en modo lector/escritor, mientras que el dispositivo que interactúa con el datáfono ha de estar en modo de emulación de tarjeta.

Nfc3 Ataque de retransmisión (adaptada de “Practical Experiences on NFC Relay Attacks with Android: Virtual Pickpocketing Revisited” de José Vila & Ricardo J. Rodríguez)

En el año 2015, Pepe Vila (estudiante de Ingeniería en Informática de la Universidad de Zaragoza en aquella época, actualmente estudiante de doctorado en IMDEA al que mando un fuerte abrazo desde aquí) desarrolló una aplicación Android como prueba de concepto de este ataque. Nuestra idea de trabajo era comprobar si era factible realizar un ataque de retransmisión con un dispositivo Android sin modificar (es decir, no rooteado). Nos encontramos que sí que era posible, y para demostrarlo, durante la presentación del trabajo en una conferencia académica en Nueva York pagué un euro con mi tarjeta en el datáfono que tenía Pepe en Madrid. Quedó demostrado, por tanto, que el principio de proximidad en que basa su seguridad NFC no es fiable.

Este ataque es factible a día de hoy, pero es importante destacar que para que puedan “robar” dinero de una tarjeta contactless tiene que ser un ataque en tiempo real: es decir, la comunicación con el datáfono y la tarjeta ha de hacerse en el mismo momento.

Algunos artículos de investigación han explorado la idea de comunicarse y autorizar un cobro en tarjetas contactless VISA10 en un instante de tiempo, almacenar temporalmente estas transacciones electrónicas y posteriormente validarlas para su cobro efectivo. A pesar de que se mostró que gracias a una vulnerabilidad de estas tarjetas era posible comunicarse y autorizar cobros en las tarjetas, no se comprobó que el banco validara las transacciones recopiladas. De hecho, si se cumple estrictamente el protocolo EMV esas transacciones serían descartadas durante su validación en la entidad bancaria, con lo que el ataque realmente no sería efectivo.

En este artículo publicado9 explicamos también algunos escenarios de ataques basados en este tipo de fraude, como la existencia de una botnet de dispositivos móviles Android con NFC que mandaran la información de tarjetas contactless en su alcance al botmaster.

Existen varias medidas posibles a aplicar para evitar los ataques de retransmisión. Algunos de ellos, como los protocolos de acotación de distancia, ya se recomiendan/implementan en las nuevas tarjetas contactless de algunos emisores. Estos protocolos se basan en acotar la distancia física entre los elementos que participan en la comunicación NFC mediante el envío de mensajes desafío-respuesta, que tienen que ser respondidos en un intervalo de tiempo muy corto. Otra posible medida es aplicar restricciones de tiempo a los sistemas NFC: es decir, no se debería de permitir la configuración de timeouts en una comunicación NFC, si no imponer restricciones temporales reales a cada sistema NFC según sean sus necesidades.

Entonces, ¿pueden robarnos por NFC a distancia?

¿Es posible, por tanto, que nos “roben” dinero de la tarjeta contactless en el metro, en un estadio, o en cualquier sitio donde haya aglomeración de personas? La respuesta corta es no. Por el modo de funcionamiento de la tecnología NFC y su “sensibilidad” a los movimientos, a día de hoy no.

En este artículo he expuesto los riesgos a los que se enfrenta la tecnología NFC. En mi opinión, el pago mediante NFC ha venido para quedarse y será una alternativa cada vez más usada por los usuarios. A pesar de todo lo que se ha comentado, no ha de cundir el pánico: hemos de ser conscientes de que esta tecnología tiene sus riesgos, hemos de conocerlos y hemos de saber cómo protegernos de ellos. Si os tranquiliza, yo tengo mis tarjetas contactless habilitadas y las uso siempre que puedo, por la comodidad que me ofrece. Eso sí, ninguno de mis dispositivos tiene activada la comunicación mediante NFC.

Sobre el autor: Ricardo J. Rodríguez es Doctor en Informática por la Universidad de Zaragoza desde el año 2013. Su doctorado versa sobre el estudio del análisis de rendimiento y optimización de recursos en sistemas críticos complejos modelados con Redes de Petri, desde una perspectiva de seguridad.

Actualmente, trabaja como Profesor Ayudante Doctor en el Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza, Academia General Militar. Sus intereses de investigación incluyen análisis de rendimiento y optimización de sistemas de eventos discretos, el análisis de código binario (en especial, software malicioso) y el análisis de seguridad en sistemas NFC.

Referencias

1 CCN-CERT, España. "Informe de Amenazas CCN-CERT IA-05/16 Comunicación de campo cercano (Near Field Communication - NFC). Vulnerabilidades"

2 International Organization for Standardization, ISO/IEC 14443-3: Identification cards -- Contactless integrated circuit(s) cards -- Proximity cards -- Part 3: Initialization and anticollision, 2011.

3 Gerhard Koning Gans, Jaap-Henk Hoepman, and Flavio D. Garcia. 2008. A Practical Attack on the MIFARE Classic. In Proceedings of the 8th IFIP WG 8.8/11.2 international conference on Smart Card Research and Advanced Applications (CARDIS '08). Springer-Verlag, Berlin, Heidelberg, 267-282

4 International Organization for Standardization ISO/IEC 7816-4-2013: Identification cards -- Integrated circuit cards -- Part 4: Organization, security and commands for interchange, 2013.

5 Ricardo J. Rodríguez & Juan Carlos Garcia-Escartin. “Security Assessment of the Spanish Contactless Identity Card”. IET Information Security, Institution of Engineering and Technology, 2017, 11, 386-393(7)

6 M. Engelhardt, F. Pfeiffer, K. Finkenzeller, y E. Biebl. “Extending ISO/IEC 14443 Type A eavesdropping range using higher harmonics”. In Proceedings of 2013 European Conference on Smart Objects, Systems and Technologies (SmartSysTech), pp. 1–8. IEEE, 2013.

7 René Habraken, Peter Dolron, Erik Poll, y Joeri de Ruiter. “An RFID skimming gate using higher harmonics”. In Proceedings of the 11th International Workshop on RFID Security (RFIDsec), Lecture Notes in Computer Sciences vol. 9440, pp. 122–137. Springer, 2015.

8 Yvo Desmedt “Major security problems with the “unforgeable”' (Feige-)Fiat-Shamir proofs for identity and how to overcome them”. Proceedings of the 6th Worldwide Congress on Computer and Communications Security and Protection (SecuriComm’88), SEDEP Paris, 1988, pp. 147-159

9 José Vila & Ricardo J. Rodríguez. “Practical Experiences on NFC Relay Attacks with Android: Virtual Pickpocketing Revisited”. Proceedings of the 11th International Workshop on RFID Security (RFIDsec), Lecture Notes in Computer Sciences vol. 9440, pp. 87-103. Springer, 2015.

10 Emms, M.; Arief, B.; Freitas, L.; Hannon, J. & van Moorsel, A. “Harvesting High Value Foreign Currency Transactions from EMV Contactless Credit Cards Without the PIN”. Proceedings of the 2014 ACM SIGSAC Conference on Computer and Communications Security, ACM, 2014, pp. 716-726.

-
La noticia Contra el mito de que te pueden robar dinero de tarjetas contactless sólo acercándose a ti fue publicada originalmente en Xataka por Ricardo J.Rodríguez .

Moncage y la perspectiva, o el arte de aprovechar al máximo el atractivo de un cubo con mil sorpresas en su interior

12/07/2020
Artículo original

Moncage y la perspectiva, o el arte de aprovechar al máximo el atractivo de un cubo con mil sorpresas en su interior

Hay juegos que no sabes muy bien cómo descubres, pero que te acaban conquistando al instante por propuestas que le dan un giro a lo que creías conocer, como es el caso de Moncage, un juego de puzles que juega con la perspectiva. Pero no lo hace como Superliminal, sino que lo hace con cubos.

Para ser más exactos, juega con lo que hay dentro de un cubo que no para de descubrir sus capas, con mundos completamente diferentes en su interior, pero conectados por un patrón metafórico que activa diversos mecanismos. ¿Complejo? En concepto, sí, pero es fácil de entender cuando nos adentramos.

El minimalismo hecho puzle dentro de un cubo

Moncage

Se podría decir que el cubo de Moncage es una especie de GameCube por cómo conecta distintos universos sin conexión aparente: el interior de una casa, una fábrica, una isla... Parecen juegos diferentes, pero cada uno de esos mundos tiene distintos puntos en común que habrá que conectar para que todo avance.

Puede ir de lo más simple, como conectar un camión de juguete con uno de verdad dentro de una fábrica, hasta lo más complejo, jugando con el parecido de los elementos y un uso muy acertado de la perspectiva y el zoom para que se produzcan otras acciones. Hay que investigar bastante hasta hallar conexiones.

Esto se debe también a lo mucho que puede variar una misma estampa si le amplicamos zoom o se lo quitamos, porque salen a flote muchos más objetos con los que interactuar. Y a medida que se van desvelando más capas del cubo, más variables entran en juego hasta dar con la única pista que nos permita seguir.

Al contrario que en las aventuras gráficas, por ejemplo, no podemos guardar los objetos, tan solo realizar acciones básicas para abrir compuertas y cosas por el estilo. Son acciones que por sí solas no siempre van a tener valor, pero si combinamos una puerta deslizante con un puente destruido del otro plano, podemos lograr que el citado camión siga su curso. Todo siguiendo una lógica.

Moncage te hará ver las cosas de otra manera

Moncage

Que siga una lógica no significa que no nos vayamos a atascar pensando que estamos haciendo algo bien encajando piezas aparentemente idénticas, lo que puede llegar a ser un pelín frustrante a veces. En otros caso sí que provoca ciertas reacciones, pero no siempre será la solución correcta. Y lo hace para despistar.

Esto se debe a que hay seguir un orden estricto, a rajatabla. Puede faltarnos un movimiento esencial para que se produzca una acción a mayor escala y que los distintos planos tengan una conexión mucho más exacta. En este sentido, no podemos fallar con la perspectiva. Hay que calcular al milímetro cada pieza.

Por suerte, Moncage es algo permisivo, puesto que cuenta con la opción de resaltar los puntos calientes de cada plano, para saber en todo momento sobre qué elementos podemos interactuar. Y esto es de bastante ayuda cuando tenemos que jugar con objetos de tres planos a la vez tras inundar uno de agua...

Por otro lado, resultan curiosas las estampas que va dejando el juego, a modo de secretos, con fotografías que relatan lo que pasó en cada uno de esos lugares. Un pequeño incentivo para exprimir más a fondo todas las acciones que podemos desempeñar en este rompecabezas tan original. A ver si Optillusion concreta de una vez su lanzamiento en Steam. Al menos en Itch.io sigue su demo disponible.

-
La noticia Moncage y la perspectiva, o el arte de aprovechar al máximo el atractivo de un cubo con mil sorpresas en su interior fue publicada originalmente en Vida Extra por Jarkendia .

Crean árboles sintéticos con capacidad para retener mayor cantidad de agua

12/07/2020
Artículo original

arboles sinteticos que retienen mayor cantidad de agua
Antiguamente las plantas sintéticas eran utilizadas para complementar la decoración de espacios domésticos o empresariales. Sin embargo, científicos del ORNL (Oak Ridge National Laboratory), departamento de ciencias de la energía de los Estados Unidos, han visto más allá de este uso, optando por el desarrollo de árboles sintéticos a quienes les han dotado con la… Continúa leyendo »

7 productos que jamás hubieras pensado que gigantes tecnológicos algún día llegaron a vender

12/07/2020
Artículo original

Las grandes empresas de tecnología trabajan año tras año para innovar en el mercado y ofrecer una amplia gama de productos que permita cubrir un gran número de necesidades para todos los usuarios. 

Por supuesto, esto implica que la mayoría de empresas tienen productos muy diferentes. Las hay muy especializadas en un tipo concreto de dispositivos, como por ejemplo las que se dedican sobre todo a fabricar smartphones. 

Pero esas compañías también suelen crear otros productos, como periféricos para sus terminales, o accesorios en general que no tienen relación directa con el mercado de los smartphones.

Por otra parte, ha grandes empresas tecnológicas que en vez de centrarse en un tipo concreto de productos, o en una gama de productos relacionados, han optado por diversificar lo máximo posible

Gracias a ello es relativamente fácil encontrar compañías de este tipo que lanzan al mercado productos muy variados: desde electrodomésticos y otros aparatos para el hogar, hasta portátiles tablets o auriculares. 

Índice de contenidos

  1. Los mensáfonos de Motorola
  2. DVDs por correo de Netflix
  3. Tanques militares made in Samsung
  4. Smartphones marca Amazon
  5. Muñecos de Teletubbies hechos por Microsoft
  6. Sónar en miniatura fabricado por Bandai y Nintendo
  7. La videoconsola hecha por Apple

Pero en ocasiones, los gigantes tecnológicos toman decisiones cuestionables, o al menos suficientemente extrañas como para que nos preguntemos a quién se le ha ocurrido lanzar al mercado un producto de cierto tipo o con unas características concretas. 

Y es que, en las últimas décadas, muchas de estas compañías han puesto a la venta algunos objetos bastante curiosos. No solo por tener una apariencia extraña, sino porque directamente no es el tipo de producto que esperarías de estas marcas.

Hay muchos de estos productos que apenas duraron unos meses en el mercado, o que solo se vendieron en un país. Y consecuentemente, la mayoría han caído en el olvido. Así que vamos a hacer un repaso a algunas de estas rarezas que se han vendido en las últimas décadas. 
 

Los mensáfonos de Motorola

Actualmente estamos acostumbrados a llevar nuestro smartphone a todas partes. Nos permite estar conectados en todo momento, y gracias a la tecnología actual, es prácticamente como llevar un ordenador en nuestra mano

Pero los smartphones no llevan ni dos décadas con nosotros. Y los teléfonos móviles comunes, que disponían de funciones principalmente limitadas a llamar y enviar mensajes, tampoco son mucho más antiguos: los primeros aparecieron en los años 80.

Pero los primeros móviles eran muy caros, además de enormes. Algunas empresas decidieron buscar alternativas que fueran más prácticas y asequibles para el público general. Y en base a ello, Motorola puso a la venta el primer mensáfono

Si oyes la palabra mensáfono, dependiendo de tu edad quizá no te diga nada ni sepas a lo que nos estamos refiriendo. Pero si nos referimos a los mensáfonos como dispositivo buscapersonas, o directamente “busca”, es probable que te resulte bastante más familiar. 

Busca de Motorola
Enzgil -

Wikimedia

Los buscas eran unos aparatos que cabían en la palma de la mano y servían principalmente para enviar mensajes breves. Fueron extremadamente populares en los 90, y Motorola fue la empresa líder en la fabricación de estos dispositivos.

Por supuesto, en cuanto los teléfonos móviles empezaron a ser más comunes y a venderse por precios más razonables, los buscas perdieron popularidad. Pero durante toda una década fue el dispositivo de comunicación preferido por muchos
 

DVDs por correo de Netflix

Muchos crecimos en la época en la que los videoclubs estaban por todas partes. Alquilábamos películas y juegos, y eventualmente DVDs, para poder pasar tardes y fines de semana entretenidos. 

Pero poco a poco, los videoclubs empezaron a desaparecer gracias al aumento del uso de internet para el consumo de ocio. Y cuando aparecieron las plataformas de streaming a nivel global, los videoclubs quedaron obsoletos por completo. 

No obstante, algunas plataformas de streaming tienen un vínculo importante con los videoclubs y su modelo de negocio, y les deben a estos el haber triunfado en diferentes países y haber logrado beneficios millonarios. 

Este es el caso de la de sobra conocida Netflix, una plataforma de streaming que ha llegado prácticamente a todo el mundo y se ha convertido además en productora de series, películas y documentales de éxito. 

Antes de que Netflix tuviera una plataforma web y numerosas apps para que los usuarios pudieran ver contenido online, la compañía se dedicaba a un negocio bastante diferente: eran básicamente un servicio de suscripción que enviaba DVDs a sus clientes por correo

Es bastante curioso pensar en Netflix enviando cartas a casa de alguien con DVDs dentro, pero esto permitió que la compañía lograra suficiente éxito como para crecer en el mercado. Y de hecho, durante un tiempo descartaron la posibilidad de abrir una plataforma online por creer que no les generaría suficiente beneficio
 

Tanques militares made in Samsung

Si hay una empresa que sabe lo que es dedicarse a negocios radicalmente diferentes incluso en el campo de la tecnología, esa es sin duda alguna la compañía surcoreana Samsung. 

Samsung vende prácticamente de todo lo que puedas imaginar: smartphones, auriculares, televisores, neveras, alarmas, dispositivos inteligentes para el hogar… Parece que nada es demasiado complejo para ellos. 

Pero como comentábamos hace unos días en este artículo sobre la historia de la empresa, Samsung tienen una variedad de productos bastante más amplia de lo que solemos ser conscientes. La empresa tiene subsidiarias dedicadas, por ejemplo, a los seguros y a los productos de alimentación. 

Y algunas de sus subsidiarias están dedicadas a la fabricación de material naval y militar. No es extraño que esa información no sea muy conocida, ya que generalmente limitan esos negocios a acuerdos con el gobierno de Corea del Sur

Sea o no algo conocido, Samsung, a través de su filial Samsung Techwin, ha fabricado tanques y otro material armamentístico en las últimas décadas. Entre ellos destacan los tanques K-9 Thunder, uno de los principales tanques que usa el cuerpo de artillería del ejército de Corea del Sur. 
 

Smartphones marca Amazon

Amazon se ha establecido como una de las empresas líder en el campo de las ventas online, tanto respecto a las que gestionan ellos mismos, como a las que llevan a cabo vendedores secundarios a través de su plataforma. 

Muchos nos hemos habituado a depender de Amazon para comprar algunos productos concretos. Y considerando que tienen prácticamente de todo, no es raro que algunas personas compren más a través de esa web que en tiendas físicas. 

Pero como ya sabrás, Amazon no actúa solo como una web de ventas: también tiene servicios propios, como Amazon Prime Video, o incluso varias gamas de productos de tecnología

Amazon Prime Video

Prueba gratis Amazon Prime Video

Ya puedes probar gratis durante un mes y sin compromiso de permanencia Amazon Prime Video. En esta plataforma puedes ver series como American Gods, Hanna y Jack Ryan, además de cientos de películas en exclusiva.

Algunos de los más conocidos son los libros electrónicos Kindle, y por supuesto la amplia gama de dispositivos Fire. Dentro de esta última, es probable que conozcas las tablets Fire, o incluso el Fire TV Stick.

No obstante, hay un dispositivo Fire del que muy poca gente ha oído hablar, y que prácticamente todo el mundo ha olvidado: el Fire Phone, el primer y hasta ahora único intento de Amazon de fabricar un smartphone

Y francamente, no es un proyecto que a Amazon le saliera especialmente bien. Por alguna razón, decidieron incluir en el teléfono tecnología 3D similar a la de las consolas Nintendo 3DS, pero en la práctica, esa función solo se usaba en los gráficos de la pantalla de bloqueo. 

Además, el dispositivo estaba repleto de problemas. La cámara no funcionaba bien, el sistema operativo era confuso y daba errores, y además el smartphone se vendía con un contrato exclusivo con una compañía de telefonía americana. 

A esto hay que sumarle el hecho de que el Fire Phone traía de serie un motor de reconocimiento de objetos destinado a incentivar compras a través de Amazon. Daba la sensación de que el smartphone estuviera más hecho para mostrar publicidad que para cualquier otra cosa

No es de extrañar por tanto que este dispositivo durase apenas un año en el mercado, y le generase unas pérdidas considerables a Amazon. 
 

Muñecos de Teletubbies hechos por Microsoft

Cuando pensamos en Microsoft, asociamos a esta empresa principalmente con ordenadores, sistemas operativos, software en general, y puede que incluso con smartphones. 

A rasgos generales, es a lo que se ha dedicado Microsoft a lo largo de su historia. Pero como pasa con tantas otras empresas, en más de una ocasión han diversificado

Y esto les ha llevado a fabricar productos bastante curiosos, como por ejemplo, juguetes interactivos para niños. En los años 90 Microsoft creó unos muñecos llamados ActiMates, que podían hablar, cantar, bailar y jugar a varios juegos. 

Muñecos AniMates de Microsoft

Microsoft

No eran simples peluches de apariencia animal; Microsoft colaboró con varias productoras de televisión en la fabricación de los ActiMates para fabricar muñecos con la apariencia de populares personajes de series infantiles

Gracias a ello llegaron al mercado ActiMates de los Teletubbies, del dinosaurio morado Barney, y de Arthur, personaje protagonista de la serie de dibujos del mismo nombre. Y dependiendo del muñeco, incluían unas funciones u otras. 

Por ejemplo, el ActiMate de Barney tenía mecanismos robóticos dentro que le permitían moverse y bailar, y los ActiMates de los Teletubbies tenían una pequeña pantalla en la tripa que mostraba imágenes y reproducía música. 

Además, algunos ActiMates tenían accesorios que les permitían conectarse a ordenadores e interactuar con la web de la serie de la que procedía el personaje, o conectarse a la televisión y reaccionar cuando la serie se estuviera emitiendo. 
 

Sónar en miniatura fabricado por Bandai y Nintendo

Namco Bandai es una de las empresas de videojuegos japonesas más conocidas, especialmente por producir videojuegos basados en diferentes mangas y series de animación del país nipón. 

No obstante, antes de que Namco Bandai fuera una empresa única, Namco y Bandai eran compañías diferentes, que compartían ciertos mercados pero en general se dedicaban a fabricar productos distintos. 

En el caso de Bandai, sus labores se centraban en fabricar juguetes, juegos y figuras de personajes populares. Y de vez en cuando, también desarrollaban algunos gadgets bastante peculiares

Esto les llevó a una colaboración con Nintendo para fabricar un sónar de pesca para la Game Boy original llamado Game Boy Pocket Sonar. Sí, has leído bien, un sónar para la Game Boy. 

Game Boy Pocket Sonar

Bandai

El aparato en cuestión se conectaba a la Game Boy y podía usarse para localizar peces en zonas no demasiado profundas. Una vez que el sónar detectaba algo, mostraba los datos de posición en la pantalla de la consola. 

El producto es raro de por sí, pero quizá lo más extraño es que pareciera un periférico lógico para una consola de videojuegos. A fin de cuentas, solo los pescadores aficionados tendrían un mínimo interés en comprar algo así.

Probablemente por esto, el Game Boy Pocket Sonar llegó al mercado acompañado de unos cuantos minijuegos de pesca. Con ello, por lo menos el dispositivo tendría un mínimo atractivo para el resto de jugadores. 
 

La videoconsola hecha por Apple

Cuando se trata de aparatos electrónicos, Apple ha hecho casi de todo, y los videojuegos no son una excepción. En los años 90, la compañía de la manzana decidió que era hora de meter cabeza en la industria del videojuego, y esto les llevó a desarrollar un proyecto que poca gente conoce. 

Se trata de la Apple Pippin, un aparato que en realidad era una mezcla de videoconsola y ordenador. Gran parte de sus componentes procedían de equipos de Apple, y utilizaba el sistema operativo Mac de la época. 

Apple Pippin
Evan Amos -

Wikimedia

En teoría, la creación de esta consola era una buena idea. Podías usarla para jugar a juegos que tuvieras en CD, siempre y cuando fueran aptos para el sistema operativo de Apple

Y técnicamente, podía funcionar como ordenador; aparte de conectarse a la televisión disponía de conexión a internet y de ciertas funciones presentes en los ordenadores comunes de Apple. 

El problema es que eso la hacía cara. Extremadamente cara. En torno a 600$, que si es una exageración a día de hoy, lo era muchísimo más en esa época. La promocionaron sobre todo como una consola, en vez de como un ordenador, y quizá esa fue la razón de que vendiera tan poco. 

Y es que en un mercado ya dominado por consolas muy exitosas y mucho más baratas, como la Nintendo 64 y la primera PlayStation, la Pippin de Apple no tuvo oportunidad ninguna de triunfar. La falta de juegos no ayudó, pero solo el precio debió de ser motivo suficiente. 
 

Página Anterior Página Siguiente